¿Realmente se extinguió el megalodón?

¿Realmente se extinguió el megalodón?

Hay expertos que no garantizan la extinción del tiburón más grande de todos los tiempos

Beatriz Tabarés - DDA | 23 ene 2019

El tiburón más grande de la historia de todos los tiempos parece estar extinto desde hace millones de años pero, ¿hay posibilidades de que continúe con vida?

 

Investigadores parecen no tener una respuesta concreta para esta pregunta. La falta de pruebas científicas podría llevarnos a la conclusión de que el megalodón se extinguió. Sin embargo, los seres humanos conocemos realmente poco sobre la profundidad de los océanos que nos rodean, y cada cierto tiempo los científicos hallan nuevos especímenes de animales marinos y terrestres cuya existencia era, hasta entonces, desconocida, o reaparecen ejemplares que creíamos extintos. ¿Podría ser este el caso del megalodón?

 

Su nombre real es Carcharodon megalodon o Carcharocles megalodon, y es un pez cuyo nombre significa “dientes grandes”. A día de hoy, no se sabe con certeza a qué familia pertenece. Todas las pruebas apuntan a que forma parte de los Carcharodon, tiburones lamnidae de los que, en la actualidad, sólo sobrevive el tiburón blanco. Por ello, una de las teorías principales señala que el megalodón podría ser un antepasado directo del actual tiburón blanco. Su principal diferencia sería el tamaño. Por otro lado, otra corriente de expertos asegura que el megalodón habría formado parte de los Carcharocles, tiburones ya extintos.

 

¿Cómo era realmente el megalodón?

 

Todo lo que se conoce de este animal es producto de los fósiles hallados, casi en su totalidad procedentes de piezas dentarias. Y es que los tiburones están formados, casi por completo, de cartílago, que es un tejido que no perdura en el tiempo. Recientes investigaciones han llegado a la conclusión de que, además de cartílago, el gran megalodón podría haber estado formado por vértebras con las que soportar su inmenso tamaño.

 

Los científicos señalan que el megalodón pobló los mares hace 15 millones de años, en el Mioceno Medio, y estuvo presente hasta hace poco más de dos millones de años, en el final del Plioceno. En lo que respecta al tamaño de esta especie, los biólogos marinos Patrick J. Schembri y Staphon Papson aseguraron que el megalodón podría llegar a medir hasta 25 metros y pesar la friolera de 100 toneladas. Si estas medidas fuesen finalmente ciertas, lo convierten en el animal más grande de la Tierra conocido por el ser humano.

 

El supuesto adiós del megalodón

 

El megalodón tenía una elevada temperatura corporal, por lo que necesitaba habitar en aguas abiertas y cálidas. Por ello, una de las causas a las que se atribuye su supuesta extinción es el cambio climático. La glaciación del Hemisferio Norte de la Tierra motivada por el cierre del Itsmo de Panamá, así como las Edades del Hielo del Pleistoceno, hicieron que el megalodón, que no podía adaptarse a los cambios de temperatura como sí hacían otros animales como las ballenas, se extinguiera.

 

Otra teoría apunta a que se extinguió por falta de alimento. Con la congelación del planeta, las presas del megalodón (ballenas y otros peces de gran tamaño) emigraron a zonas frías en las que el megalodón no podía sobrevivir. Un hambre que podría haber llevado a la especie a un canibalismo por el que el número de ejemplares se redujo drásticamente. Además, sus presas eran depredadores más ágiles que se convirtieron en su propia competencia a la hora de conseguir alimento. Estas especies sobrevivían con mucha menos cantidad de comida que los megalodones. Y es que un megalodón se estima que podría necesitar más de 1.000 kgs. de carne en un solo día. ¡Increíble!

 

Siga vivo o no, el megalodón llegó a ser, según las pruebas encontradas, el rey de mar y tierra. Su mordida era mucho más voraz que la del Tiranosaurio, por ejemplo. El radio de su boca pudo alcanzar los 17 metros. Escalofriante, ¿verdad? De hecho, su misterio es tal, que fue recreado "devuelto a la vida" recientemente en la gran pantalla, gracias a una película que llevaba su nombre. ¿Os imagináis que este largometraje no estuviese tan alejado de la realidad?

 

 

 

 

La conclusión es que este temido animal, casi legendario en la actualidad, nunca llegó a tener un final demostrable mediante pruebas científicas, por lo que son muchos los expertos que se niegan a confirmar su extinción. Además, sucesos como la desaparición de grandes buques en Japón alimentan la idea de que quizá el "dientes grandes" todavía siga con nosotros, habitando las profundidades marinas a las que el ser humano todavía no ha llegado. ¿Seguirá ahí?

Temas relacionados:

megalodón

extinguión

extinción

tiburón

tiburón blanco

ballena

dientes

fósiles

fósil

grande

inmenso

mioceno

pampson

schembri

carcharodon

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.


Megalodon en la foto

publicada el ( 27 feb 2021 ) por Imad
El supuesto Megalodon que se ve en la foto de la pagina web es mas que un reflejo del sol es un tiburón blanco

Está extinto

publicada el ( 19 feb 2021 ) por Alejandro Vélez
Hay una supuesta foto de un Megalodón pero hace tiempo que se demostró que es un montaje, yo creo que está extinto sin duda: https://www.documentalium.com/2021/01/el-supuesto-megalodon-vivo-fotografiado.html


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 
Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines




Instagram