La isla de Malta, el tesoro de Europa que resurgió de sus cenizas

La isla de Malta, el tesoro de Europa que resurgió de sus cenizas

¿Te vienes a recorrer la isla de Malta durante cuatro días y a descubrir sus rincones más llamativos?

Beatriz Tabarés - Periodista | 24 feb 2022

Los fenicios, los griegos, los Caballeros de la Orden de San Juan, los franceses de Napoleón, los británicos, o los árabes, entre otros, han llenado de vida y misterios, durante siglos, una isla que, de no ser por su estratégica ubicación, hoy probablemente seguiría siendo una roca perdida en el Mediterráneo. Después de saqueos, golpes y bombardeos, por fin, la República de Malta logró su merecida independencia en 1964, reconstruyéndose desde sus cenizas, como un país pacífico que solo busca humildemente poder cuidar de su gente. Una historia que queda reflejada en sus calles, impregnada en sus edificios y que vive, perenne, en su gente.



Viajar a esta isla no entraba en nuestros planes hasta poco antes de despegar desde el aeropuerto de Barajas. Tuvimos la suerte de poder coger un par de días libres en febrero y los vuelos directos a Malta eran los low-cost que mejor podíamos aprovechar por cuestión de horarios. Pensamos que podría ser una bonita forma de disfrutar de un San Valentín diferente y así, de la manera más improvisada, emprendimos rumbo al archipiélago maltés: una grata sorpresa para los sentidos en forma de isla, bañada por aguas cristalinas de un magnético azul.

El Pueblo de Popeye, uno de los más bonitos de la isla de Malta

El Pueblo de Popeye | © Beatriz Tabarés



¿Dónde está Malta?



Pongámonos en situación. Malta es un archipiélago del Mediterráneo central ubicado entre Sicilia y la costa de África del Norte. Como decía al inicio, hablamos de una enorme roca en medio del mar que apenas cuenta con recursos propios. Sin embargo, su estratégica ubicación acabó dotándola de vida, aunque también de desgracia. La isla de Malta fue víctima de uno de los asedios más devastadores de toda la Segunda Guerra Mundial.



En lo que respecta a sus recursos, la luz, por ejemplo, llega desde Sicilia, la isla más cercana, a través del agua. Una situación que, debido a la entrada masiva de turistas durante los años previos a la pandemia, produjo verdaderos problemas de abastecimiento a sus lugareños.

La Valeta es la actual capital de la isla de Malta @ Beatriz Tabarés

La Valeta desde una de sus cuestas | © Beatriz Tabarés
 


¿Qué secretos descubrimos en nuestro viaje a Malta?



Una Malta histórica, amable, con un clima benévolo que nos dejó un dulce sabor de boca. Esto fue lo que paradójicamente encontramos mientras nos perdíamos por las calles de sus principales ciudades y pueblos, contemplando el turquesa de sus aguas desde sus fortificaciones. Es difícil elegir, pero creo que estos que detallo a continuación son los mejores planes para hacer en Malta en cuatro días.



1. La Valeta, una pequeña capital con vistas



La actual capital de Malta es La Valeta, una ciudad amurallada construida en el siglo XVI por la orden católica de los Caballeros de San Juan. Es muy popular por sus museos, palacios e iglesias monumentales. 



Entre sus lugares de interés de estilo barroco, recomendamos la visita a la concatedral de San Juan, cuyo interior, muy opulento, alberga una de las obras maestras de Caravaggio, 'La decapitación de San Juan Bautista'. Para ver esta obra y el magnífico interior de esta concatedral, hay que pagar una entrada de 15 € por persona ó 12 € si eres estudiante y tienes algún carné que lo demuestre.



De La Valeta, al margen de recorrer sus estrechas calles y de disfrutar de un café en alguna de sus pequeñas plazas, recomiendo encarecidamente sus vistas desde los Jardines de Upper Barracca, lugar desde donde contemplar, de día y de noche, las tres ciudades y su Gran Puerto. Justo debajo de su mirador, a las 12 y a las 4 de la tarde (excepto festivos) podrás ser testigo de una curiosa tradición maltesa: uno de los cañones de Saluting Battery vuelve a cumplir su antigua función, de la mano de la una pequeña ceremonia representada con voluntarios vestidos con uniformes del siglo XIX que representan la Artillería Real de Malta. Cargan dos cañones y se dispara uno a modo de saludo. 

Desde los Jardines Upper Barracca podéis ver los cañones de Saluting Batter @ Beatriz Tabarés

Vistas desde los Jardines Upper Barracca | © Beatriz Tabarés

La Valeta tiene una animada vida nocturna, especialmente en verano @ Beatriz Tabarés

Noches iluminadas en La Valeta | © Beatriz Tabarés

Las calles ocres de La Valeta, en la isla de Malta @ Beatriz Tabarés

Entre ocres, blancos y años de historia | © Beatriz Tabarés

La Valeta está repleta de cuestas con calles llenas de encanto para recorrer @ Beatriz Tabarés

Las encantadoras calles de La Valeta | © Beatriz Tabarés

Si tienes tiempo y quieres unas vistas espectaculares, aquí va nuestro secreto mejor guardado de La Valeta: tómate un refresco o aprovecha para hacer una comida o cena en la azotea de The Embassy Hotel. Desde allí podrás contemplar, a través de su piscina infinita, la mejor panorámica de la ciudad.

Las vistas de La Valeta desde The Embassy Hotel son unas de las mejores de toda la isla @ Beatriz Tabarés

Vistas de La Valeta desde The Embassy Hotel | © Beatriz Tabarés



2. Las tres ciudades: Sengla, Vittoriosa y Copiscua



Se conocen así, como las tres ciudades, y se encuentran en la zona de La Cottonera. Esta denominación se debe al maestre Cotoner, jefe de los Caballeros de la Orden de Malta, que impulsó la construcción de las tres ciudades en el siglo XVII. Las tres se encuentran en buen estado de conservación a pesar de que fueron muy dañadas en la Segunda Guerra Mundial debido a los bombardeos. Si lo tuyo es adentrarte y navegar a pie por la Europa Barroca, este es tu rincón.



Anota en tu lista de cosas por hacer un paseo en barca maltesa desde La Valeta hasta las tres ciudades, por solo 2 €. Emprendimos nuestro corto viaje en Valetta Waterfront, al lado de un aparcamiento de pago que hay en la capital (si haces tu viaje en coche, te recomiendo aparcar ahí por 5 € las horas que necesites, y ascender a pie o mediante el ascensor Barraka Lift, que tiene un precio de solo 1 €). El camino es agradable y las vistas son una maravilla.

Las tres ciudades son una visita imperdible de la isla de Malta @ Beatriz Tabarés

Llegada a Las tres ciudades en barca | © Beatriz Tabarés



Una vez llegues ahí, disfruta de una bonita caminata perdiéndote por las callejuelas de las tres ciudades, contemplando sus típicos balcones malteses, sus iglesias e incluso sus fuertes y palacios. Su paleta de colores en cremas y ocres merece una larga visita con todos los sentidos despiertos y preparados para una experiencia única.

Calles con encanto en Las tres ciudades, en la isla de Malta © Beatriz Tabarés

Encanto entre adoquines | © Beatriz Tabarés

Atardece entre las calles de Las tres ciudades en Malta

Rosa atardecer sobre los balcones malteses | © Beatriz Tabarés

Vistas desde Las tres ciudades en Malta

Vistas desde Las tres ciudades | © Beatriz Tabarés



3. Mdina, la antigua capital de Malta



Es conocida como la Ciudad del Silencio y, después de habernos adentrado por sus rincones, sabemos que esta denominación no es casualidad. Mdina es una ciudad medieval amurallada fundada en torno al año 700 a.C. Fue capital de Malta durante mucho tiempo, un sitio perfecto para su protección por hallarse lejos de la costa.



La mayoría de sus edificios son de arquitectura barroca e inspiran tiempos pasados, con pequeños palacios privados de la época, varias iglesias y plazas con estilo propio. Por sus silenciosas y estrechas vías te toparás con alguna tienda de artesanía típica.

Mdina, la antigua capital de Malta, una ciudad silencia llena de historia

Mdina, la ciudad silenciosa | © Beatriz Tabarés



4. Gozo y la Laguna Azul, historia y aguas turquesas en Malta



La Laguna Azul es el paraíso maltés por excelencia. Un espacio de aguas cristalinas escondido entre Malta y Gozo del que puedes disfrutar si coges un ferry en la ciudad de Cirkewwa (noroeste de Malta) o en Mgarr (isla de Gozo). El trayecto dura unos 20 minutos, y su precio es de entre 5 y 10 € ida y vuelta. 



En febrero, el mar amanecía un tanto agresivo, por lo que no pudimos realizar esta excursión, que queda en nuestra lista de pendientes como excusa perfecta para regresar a Malta más pronto que tarde.



Consejo viajero: consulta los horarios antes de ir porque, en función de la época, los ferries saldrán con mayor o menor frecuencia. Es una excursión prevista para darse un baño, así que es preferible hacerla cuando el tiempo acompañe.



Si bien la visita a Gozo no es un imprescindible, esta pequeña isla del archipiélago maltés merece que le dediques una jornada si viajas a Malta durante cuatro o cinco días. Nosotros lo hicimos llegando en ferry, coche incluido. Desde allí, condujimos hasta la Ciudadela de Victoria, un lugar privilegiado con vistas de la isla de Gozo.



La historia de la Ciudadela se remonta a tiempos neolíticos, pero la mayoría de sus edificios fueron construidos en la Edad Media. Perderte por sus vías es sinónimo de autenticidad. Aprovecha para hacer una visita a la Catedral de Santa María, alejada de la ciudad, o al Palacio Obispal. También te recomendamos, más allá de la Ciudadela, que te pases por la Basílica del Santuario Nacional de la Virgen de Ta 'Pinu. 

Vistas desde Ciudadela de Victoria, en Gozo

La Ciudadela de Victoria, en Gozo | © Beatriz Tabarés



Los templos megalíticos forman parte de la historia de esta isla. Aunque la mayoría se encuentran en la isla principal, los templos de Ggantija son, dicen, los más bonitos de todos, y escribo "dicen" porque nosotros nos saltamos esta parada. Estos templos, cuyo nombre significa «torres gigantes» reflejando la grandeza del lugar, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En ellos, con muros de hasta 6 metros de altura, se adoraba a la diosa madre ya hace más de 5.000 años.

Catedral de Santa María, en Gozo, isla de Malta @ Beatriz Tabarés

Basílica del Santuario Nacional de la Virgen de Ta ‘Pinu a vista de dron | © B. Tabarés



5. El pueblo de Popeye



Un escenario dulce de película en un paraje paradisíaco. Así definiría al pueblo de Popeye, la parada que más nos sorprendió de Malta, por lo bonito y curioso, así como por la belleza del enclave. Está ubicado en Anchor Bay o Bahía del Ancla, al norte de la isla.



Nació como plató cinematográfico para la película Popeye realizada por Robert Altman y protagonizada por Robin Williams en 1980, basada en el famoso cómic de E.C. Segar. Este escenario, creado por Paramount Pictures y Walt Disney Productions, acabó transformado en un museo al aire libre y pequeño parque de atracciones que desemboca en una cala de agua turquesa que nada envidia al Caribe.



Tal es el original encanto de este rincón maltés, que recientemente el blog Road Affair ha calificado el Pueblo de Popeye como "Pueblo más bonito del mundo". ¡Ahí es nada!

El Pueblo de Popeye es uno de los pueblos más bonitos de Europa

Pueblo de Popeye | © Juan Castelblanque

El Pueblo de Popeye es uno de los pueblos más bonitos de Europa

Vistas del Pueblo de Popeye | © Beatriz Tabarés

6. Marsaxlok, el pueblo de pescadores de Malta



Barquitas de colores visten las aguas en calma del puerto de Marsaxlok, un tradicional pueblo de pescadores de Malta. Y no son unas barcas normales: Marsaxlok es famoso porque de allí provienen las famosas góndolas utilizadas para la pesca en todo el archipiélago, conocidas como Luzzu.



Todos los domingos este pueblo se convierte en el mercado del pescado de Malta. Los pescadores llegan de madrugada portando los tesoros marinos que han podido atrapar durante la noche para ofrecerlos a sus clientes cuando todavía portan la frescura del mar.

Marsaxlok, el tradicional pueblo de pescadores de Malta

Marsaxlok, el pueblo pesquero maltés | © Beatriz Tabarés



Muy cerca de este pueblo se encuentra uno de los sitios más "instagrameables" de Malta: St. Peters Pool, una piscina marina de azul turquesa ubicada entre acantilados que se ha convertido en un gran reclamo turístico. No demasiado lejos, puedes bucear por aguas cristalinas en Il-Kalanka, menos masificada y visualmente espectacular. Los amantes del buceo tienen en Malta un diamante en bruto perfecto para pulir. 

St. Peters Pool, uno de los rincones más instagrameables de Malta

St. Peter's Pool | © Beatriz Tabarés

La vida se abre paso entre las rocas en Malta | © Beatriz Tabarés

La vida se abre paso entre las rocas | © Beatriz Tabarés

¿Dónde alojarse en Malta?



Nosotros nos alojamos en San Julián, una de las zonas costeras más turísticas de Malta. No es especialmente bonita, ya que cuenta con muchas construcciones hoteleras nuevas creadas para poder albergar al turismo masivo que llega, especialmente en verano, desde que Malta empezó a darse a conocer como destino ideal de verano por sus aguas cristalinas y su festiva vida nocturna.



De todos modos, en San Julián podéis disfrutar de un bonito paseo marítimo hasta llegar a su enclave más conocido, la Iglesia de Nuestra Señora del Monte Carmelo, la más importante de la zona. Si sois fans de la noche, San Julián es lo que estáis buscando.



Sin embargo, nosotros habríamos preferido alojarnos en La Valeta, capital actual de Malta. Finalmente, descartamos esta opción porque sus mejores hoteles o apartamentos eran bastante caros, pero la próxima vez, si preparamos el viaje con más tiempo, nos alojaremos en la capital. Nosotros siempre reservamos con Booking.

San Julián es una pequeña ciudad costera llena de vida en Malta © Beatriz Tabarés

St. Julian's, ciudad costera | © Beatriz Tabarés

La Valeta tiene una animada vida nocturna, especialmente en verano

Malta es una isla llena de vida | © Beatriz Tabarés

Y así es Malta, una isla que te llega. Mucho más que el típico destino de verano, aunque también pueda presumir de sus bondades estivales que nada tienen que envidiar a otros rincones más cotizados. Malta es historia viva, humildad y fuerza; una isla capaz de resurgir de sus cenizas para volver a echar a volar, como ya hiciera el ave Fénix, viviendo cada día con esperanza, intentando no mirar atrás.

Nuestro viaje a Malta, un recuerdo inolvidable © Beatriz Tabarés

Temas relacionados:

malta

isla de malta

mediterráneo

viajar

viajes

qué hacer en malta

mdina

la valeta

laguna azul

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.


Magia

publicada el ( 28 feb 2022 ) por Maria Teresa
Leyendo esas líneas dan ganas de estar allí sin pensarlo


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 

Autores

Beatriz Tabarés - Periodista

Este autor tiene 23 artículos publicados.
+ info

Irina Sanz - Jurista especializada en Derecho Animal | @trasloquehaydetras

Este autor tiene 1 artículos publicados.
+ info


Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines



Instagram