Denuncian al zoo de Madrid por el mal estado de salud de sus delfines

Denuncian al zoo de Madrid por el mal estado de salud de sus delfines

El Seprona acepta la denuncia de Proyecto Gran Simio, basada en las lesiones de nueve cetáceos

Redacción DDA | 10 jun 2019

Cada día, los populares delfines del zoo de Madrid hacen las delicias de grandes y pequeños con unas exhibiciones en las que sus adiestradores hacen hincapié en la inteligencia de estos mamíferos. Saltos, simpáticos gestos y otros juegos les convierten en los animales favoritos de este recinto. Nadie podría imaginar que estos alegres y vitales ejemplares sufren diversas lesiones por mantenerse en cautividad, posiblemente consecuencia de vivir encerrados en una piscina que poco o nada tiene que ver con su hábitat natural: el mar.

 

Delfines en cautiverio zoo de Madrid

Delfín con su adiestrador en el zoo de Madrid | SEA SHEPHERD CONSERVATION SOCIETY

 

Ahora, un informe veterinario presentado como denuncia al Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil asegura que los delfines del zoo de Madrid están enfermos, sufren problemas oculares y dos de ellos, Laia y Guarina, viven con lesiones cutáneas.

 

El Seprona ha aceptado esta denuncia cuyas conclusiones surgen de una investigación de la denominada Operación 404, auspiciada por la organización internacional Sea Shepherd Conservation Society. En este estudio, los expertos han analizado el estado de los delfines que viven en cautiverio, entre ellos, los de Madrid.

 

Pedro Pozas, el director ejecutivo de la asociación Proyecto Gran Simio, entregó a los agentes varias fotografías, un vídeo y la conclusión del veterinario Agustín González, con experiencia en animales salvajes marinos basada en su trabajo con cetáceos durante 15 años en el área de Medio Ambiente de Canarias. Cuando vieron el informe veterinario, se sintieron obligados a denunciarlo. “Se nos cayó el alma a los pies”, ha asegurado su director al diario El País.

 

Dicho informe determina que los nueve delfines mulares del acuario de Madrid están enfermos como consecuencia de la cautividad. Los nueve padecen problemas oculares, “probablemente por el contacto continuo con el cloro”, y dos de las estrellas del espectáculo, Lala y Guarina, tienen también lesiones cutáneas. “Las lesiones tienen varios centímetros de diámetro y están en distintas fases de evolución, desde inflamación, abultamiento, eritema, nódulos, hasta una úlcera con cierta profundidad”, explican.

 

Zoos, ¿a favor o en contra?

 

Esta denuncia aviva un debate que lleva tiempo sobre la mesa. ¿Deberían los animales salvajes habitar en cautiverio? Para las asociaciones animalistas, esta situación es una aberración. Para centros como el zoo de Madrid, es una calificación injusta que no tiene en cuenta la labor de divulgación y protección que llevan a cabo.

 

El veterinario que ha realizado este informe lo tiene claro: “Es una salvajada. Los delfines nadan una media de 100 kilómetros al día cuando están en libertad. Hacen mucho ejercicio. Cuando están en cautiverio dan vueltas en una piscina y viven todo el día en el mismo sitio, donde comen y defecan. Necesitan limpiar el agua con cloro, porque viven entre bacterias, por eso tienen los ojos cerrados”, recogen en el diario El País.

 

González asegura que “Lala tiene el cuerpo lleno de úlceras, (…) eso es muy doloroso porque los delfines tienen mucha sensibilidad en la piel. Habría que hacerle una biopsia y, por supuesto, deben dejar de trabajar. Porque cuando están haciendo el espectáculo, no es solo ejercicio, están trabajando para comer”. Por su parte, a Guarina “le falta un trozo de nariz”.

 

Guarina lesión nariz zoo Madrid

Guarina, con lesiones en el morro | SEA SHEPHERD CONSERVATION SOCIETY

 

Los beneficios de la ignorancia

 

El negocio del cautiverio se fundamenta, afirma el veterinario, en el desconocimiento. Nadie puede imaginar que detrás de la apariencia “sonriente” de un delfín haya un animal con depresión.  “Algunos dejan de comer, y lo que es peor, de respirar, porque la respiración en los delfines y en las ballenas es voluntaria, al igual que en los humanos. Así que ellos cuando ya no quieren se dejan ir. El famoso delfín Flipper se suicidó. No pudo más, se hundió y dejó de respirar voluntariamente. Eso lo provoca la cautividad”.

 

Por su parte, desde el zoo de Madrid defienden que todos sus animales cuentan con un equipo de veterinarios y cuidadores a su disposición las 24 horas. Ahora, estudian si denunciar estas acusaciones, a su juicio, “falsas y sin fundamento”, según informa El País. Desde el departamento de prensa explican que Lala padece un problema crónico en la piel, un “herpes virus que podría tener si estuviera en libertad”. Defienden que realizan muchas labores de conservación, también en el extranjero, en un intento de ayudar a preservar especies amenazadas. Sus principales argumentos son el fin educativo del acuario y su atención especializada a cada ejemplar. “A los animales no les falta de nada”, afirman.

 

Sin embargo, veterinarios y animalistas responden: “Les falta lo más importante: la libertad”.

Temas relacionados:

zoo

madrid

maltrato

animal

delfines

delfín

guarina

proyecto gran simio

denuncia

seprona

cautividad

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 
Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines




Instagram