Cuatro zorros aparecen muertos en una balsa de riego en Valencia

Cuatro zorros aparecen muertos en una balsa de riego en Valencia

Adensva ha reclamado la necesidad de mejorar sus sistemas de seguridad, tanto por los animales como por los humanos

Redacción DDA | 17 may 2021

 

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza al Sur de Valencia (Adensva) ha confirmado que, a finales del mes de abril, uno de los visitantes del Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV) detectó la presencia de al menos cuatro zorros flotando ahogados en una balsa de riego perteneciente al propio centro.



Este centro, el CEACV, situado en el municipio de Sagunto, es una instalación de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica. Un punto de agua que va a suponer la atracción de cientos de animales silvestres que buscan cubrir sus necesidades vitales.



Adensva ha detallado en un comunicado que "en la Comunitat Valenciana existen más de 3.500 balsas de riego, depósitos descubiertos o canales por donde discurre el agua", denunciando que muchos de ellos "no cuentan con dispositivos de seguridad que faciliten la salida de fauna silvestre que acceda voluntaria o accidentalmente atraída por la presencia de agua, por lo que al tener paredes verticales o muy resbaladizas, les resulta imposible salir y mueren ahogados o atrapados en su interior".

 

 

Cuatro zorros aparecen muertos ahogados en una balsa de riego en Valencia

Zorros ahogados en la balsa de riego | LP



Miles de animales muertos



Los datos oficiales publicados por la Conselleria confirman que varios centenares de animales han sido hallados ahogados en los últimos años en las tres provincias de la Comunidad Valenciana.



Una causa de fallecimiento que afecta también a las especies más amenazadas. Varias águilas perdiceras radiomarcadas han perdido la vida en los últimos años por esta causa. Esto es, para Adensva, "una clara muestra de que los ahogamientos son una importante amenaza para las aves rapaces".



Reclaman la existencia de un protocolo de revisiones sistemáticas para detectar los ahogamientos de fauna lo antes posible y evitar posibles muertes. Los cadáveres de los animales ahogados permanecen pocos días flotando, después de lo cual se hunden y dejan de ser visibles en la superficie.

 

 



En 2020, en una balsa de la provincia de Valencia, se podían observar varios animales flotando, pero una vez vaciada la balsa, aparecieron en el fondo los restos de más de 40 cadáveres de garduñas, zorros, ginetas, tejones, conejos, gatos monteses e incluso aves rapaces. Es por ello que esta organización estima que "las cifras reales de fauna ahogada en los últimos años podría elevarse a varios miles de ejemplares".



Ausencia de seguridad



Este sistema no solo es causa de muerte de animales salvajes, también supone un grave peligro para las personas, que también mueren ahogadas en este tipo de infraestructuras.



La falta de dispositivos de salida en infraestructuras hidráulicas provoca la muerte de varias personas todos los años. A pesar de estos dramáticos hechos, esta organización se sorprende de que no se tomen medidas eficaces generalizadas para evitar que fallezcan tanto personas como fauna silvestre.



"Este grave problema medioambiental y de seguridad pública, tendría fácil solución con la aprobación de una norma específica que estableciera la obligación de adoptar medidas antiahogamiento adaptadas a las características de cada infraestructura", considera esta organización, que propone la instalación de rampas u otros mecanismos eficaces.



La Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental establece una obligación genérica de evitar y prevenir los daños ambientales ocasionados por todo tipo de instalaciones, pero en estos casos parece urgente y necesario un desarrollo legislativo que marque los mecanismos más adecuados para su consecución.



El pasado mes de febrero, desde Adensva mantuvieron una reunión con el Servicio de Vida Silvestre de la Generalitat Valenciana para tratar este problema, momento en el que entregaron la propuesta de un borrador legislativo que contemplaba el desarrollo de la Ley de Responsabilidad Medioambiental para poner fin a esta causa de mortalidad.



El resultado fue, a su juicio, "decepcionante" ya que, según el jefe de dicho departamento medioambiental, "esta causa de mortalidad de fauna no se considera prioritaria".



En opinión de Adensva, la existencia de una balsa sin elementos antiahogamiento en el Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV) no es algo aislado. Alrededor del 40% de las balsas contraincendios que gestiona la Conselleria, carecen de rampas para evitar la muerte de fauna.

 

 

Temas relacionados:

adensva

valencia

cuatro zorros

balsas de riego

bienestar animal

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 

Autores

Beatriz Tabarés - Periodista

Este autor tiene 23 artículos publicados.
+ info

Irina Sanz - Jurista especializada en Derecho Animal | @trasloquehaydetras

Este autor tiene 1 artículos publicados.
+ info


Newsletter

Suscríbete a nuestros boletines



Instagram